Libro de los laberintos 22

1998       Libros de Plomo | Libros de Plomo

Emulsión fotográfica, técnica mixta, collage y oro sobre plomo laminado y cofre de madera

LIBRO DE LOS LABERINTOS

El matemático manipula la forma abstracta y por tanto la posibilidad de comunicación exitosa. No hay verdad primera, lo que hay son desatinos y omisiones primeras. La idea científica acarrea de un largo pasado de errores. La imagen poética es un instante de la palabra que, por tal de percibirlo, nos hemos de entregar irremediablemente a la conciencia caleidoscópica, al laberinto de la mente o a las utopías.

El arte o lo sagrado se correspondería con la primera estancia de los Juegos del Sacromonte, la Estancia del Laberinto. La advertencia deliberadamente elíptica de los espacios Árabe y Mudéjar se fragua con las mismas claves que descifra la “mathesis” (los diagramas, figuras y caracteres que representan el mundo celeste y de los astros), los jeroglíficos y los laberintos. 

El centro del Jardín de Armida, el punto donde convergen todos los radios, no lo constituyen dos amantes sino un apasionado, sutil y reflexivo juego de espejos. Sólo quien logra elevarse por sobre los estados de manifestación se sobrepone a las eventuales desviaciones y enervaciones de la luz, prácticamente inevitables, más acentuadas cuanto más se haya superado el horizonte profundo.

26 x 26 x 6,5 cm.